POR QUÉ ESTO ME PASA A MI?
4 mayo, 2017

En los últimos meses no hacemos más que recibir información sobre toda la clase de venenos que ingerimos al comer.                                                                                                                                              Azúcar, aceite de palma, glutamato etc… pero realmente lo que nos hace falta saber es, si es tan fácil poder evitar consumir este tipo de químicos.

Está claro que siempre podemos escapar de alimentarnos de esta manera, si esa es nuestra opción personal. Pero en muchas ocasiones por falta de información volvemos a caer en manos de quienes trafican con la comida.

¿POR QUÉ TANTO INTERÉS EN QUE CONSUMAMOS AZÚCAR Y OTROS QUÍMICOS? Si la industria sabe que es perjudicial, ¿por qué la añade en cada alimento que puede?.

El azúcar es una materia prima barata, fácil de elaborar en diferentes texturas que intensifica los sabores,  y conserva algunos alimentos (uso como conservante).                                                                            El azúcar crea adicción entre los que la consumen habitualmente. El azúcar crea la necesidad de azúcar y por tanto, crea el hábito de comprar siempre una determinada gama de productos que generan millones y millones de euros a la industria alimentaria.

Consumir azúcar de manera habitual está relacionado con la obesidad, el sobrepeso infantil, la diabetes, el colesterol, los triglicéridos, enfermedades del intestino y muuuuchas enfermedades más.             Cuanto más azúcar tomamos más enfermos nos encontramos y por lo tanto, necesitamos ir al médico (o eso creemos). El médico, por lo general, un señor que no le suele dar demasiada importancia a la comida pero si a los fármacos, nos recetara la pastilla de turno afirmando que esa es nuestra principal solución. Una pastilla que supuestamente nos arreglara la tiroides, la diabetes, el colesterol, los triglicéridos etc…y sin embargo como no hizo mención a ningún tipo de alimento prohibido, nosotros venga a comer lo mismo que antes, venga a consumir pastillas y venga a darle dinero también a la industria médica y a la farmacéutica.

No es extraño pensar entonces que, a las grandes corporaciones que mandan sobre nuestra alimentación  y nuestra salud, les importe más bien poco lo que consumamos si les genera tanto beneficio.                 Sólo hay que pensar que tenemos una Organización Mundial de la Salud que promueve como base de la pirámide alimentaria, el consumo de cereales y harinas, una industria farmacéutica que crea fármacos  para enfermedades que serían ser tratadas mediante la alimentación y na industria alimentaria que paga a los médicos para que firmen estudios falseados.

Con nuestra manera actual de alimentarnos en general, lo único que vamos a hacer a parte de enfermar es enriquecer a unos señores a los que les viene fenomenal que consumamos todo tipo de alimento elaborado a base de aditivos.

 

En Ya No Como Comida queremos promover el consumo de más alimentos frescos y menos comida que salga de un bote, lata ó un plástico.

La revolución de la alimentación, está en nuestras manos.

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

1 Comment

  1. Montse dice:

    Me encanta cómo escribes, me inspiras a querer hacerlo bien, estar en forma, estar sana. Que genial, que exista gente como tú! Gracias por la info que nos regalas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *