5 cenas fáciles que te ayudan a frenar la inflamación.
11 enero, 2018

En numerosos casos de individuos afectados por lipoedema, se relaciona esta patología con enfermedades intestinales inflamatorias (EII).

El intestino es el órgano encargado de finalizar el proceso de la digestión y el encargado de absorber los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

En condiciones fisiológicas normales, el intestino ejerce de barrera entre lo que comemos, lo que se filtra al torrente sanguíneo y los productos de deshecho.

 

¿POR QUÉ SE INFLAMA EL ORGANISMO?


  • Las enfermedades intestinales inflamatorias (EII) pueden venir determinadas por diferentes factores
  • Desórdenes metabólicos.
  • Agentes infecciosos.
  • Factores genéticos.
  • Factores nutricionales
  • Continuos tratamientos farmacológicos o exceso consumo de determinados fármacos como los inflamatorios (AINES).

 

El intestino delgado está formado por células epiteliales que conforman una capa permeable y que se encargan de regular el tipo de sustancias que pasan a través de la pared intestinal hacia el torrente sanguíneo. Sucede, que cuando el intestino se inflama por alguna de las anteriores razones, se originan espacios entre estas células (enterocitos) ,dejando pasar múltiples sustancias como, toxinas, bacterias, restos de alimentos etc. Cuando esto ocurre de manera continua el sistema inmune reconoce estas sustancias como «tóxicos» e intenta luchar contra ellas. Cuando el sistema inmunológico no puede eliminarlas, se originan diferentes síntomas como mucosidad o inflamación como respuesta ante estos agentes patógenos.

El paso de restos de nutrientes, toxinas , fármacos etc. es decir, de sustancias que no deberían filtrarse hacia el torrente sanguíneo, origina muchas enfermedades. Actualmente se relaciona con múltiples patologías; enfermedades inflamatorias intestinales (EII) como Chron, colitis ulcerosa , acné, asma, artritis, inflamación del organismo, distensión abdominal…La inflamación crónica del intestino puede intervenir en estado anímicos de los que la padecen así como originar estados de depresión.

 

QUÉ TIENE QUE VER CON LA APRICIÓN DE LIPOEDEMA.


Cabe recordar que el lipoedema es inflamación del tejido graso. 

Entre las enfermedades que inflamación crónica intestinal puede ocasionar se encuentra la inflamación externa del organismo. Cuando la inflamación se manifiesta de manera externa, nos indica de algún desorden interno y de la lucha de nuestro sistema inmune por solventarlo.

Puesto que el lipoedema causa inflamación en el organismo provocando edemas en los miembros afectados, se evalúa en numerosos casos el estado del intestino de estos individuos, dando como resultado una relación entre lipoedema e intestino en malas condiciones. Es decir, que existe una relación directa entre lipoedema e inflamación intestinal.

No significa que un intestino en malas condiciones sea un factor determinante para la aparición del lipoedema, pero si  influye en la progresión y el empeoramiento de esta enfermedad. La única manera de revestir un intestino inflamado, es la dieta. Aplicando un tipo de alimentación que disminuya la inflamación intestinal, en el caso de haberla, podemos disminuir el dolor y el cansancio y un poco de volumen característicos del lipoedema.

 

QUE ALIMENTOS DEBERÍA SACAR DE MI DIETA EN CASO DE PADECER INFLAMACIÓN INTESTINAL.


  • Granos y cereales ( sobre todo refinados).
  • Semillas y aceites de semillas.
  • Azúcar.
  • Sal.
  • Lácteos.
  • Productos envasados ( salsas, zumos  etc).
  • Embutidos o productos cánticos con féculas o dextrosa (jamón de York, salchichas envasadas…)
  • Productos light.
  • Productos » sin lactosa».
  • Productos «sin gluten».

Es importante recordar que las patologías intestinales, a veces asociadas al lipoedema no siempre tiene porque ser las mismas. Entre las diferentes enfermedades pueden aparecer, intestino permeable, infección por micosis en el colon , alteración de la microbiota intestinal, enfermedad de Chron y que, según la patología intestinal que se presente, se deberán incluir o excluir de la dieta una serie de alimentos determinados.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *