POR QUÉ ESTO ME PASA A MI?
4 mayo, 2017
Como intentar mantener a raya los edemas.
30 mayo, 2017

Con la última encrucijada que se ha abierto contra el azúcar casi nos hemos olvidado de otros químicos que ingerimos con asiduidad en nuestra comida.

Esto pasa con el ya tan conocido Glutamato Monosódico (E-621 o GMS) que está casi presente en todos lo alimentos procesados que nos llevamos a la boca en nuestro día a día.

 

 

El GMS es un derivado químico que se obtiene a partir del aminoácido L-Glutamato que esta presente de manera natural, en algunos alimentos.

Esta sal se añade a los alimentos procesados para darles sabor, quitarles el gusto metálico a los productos enlatados o hacer que los congelados tengan un sabor más fresco. Es detectado por las papilas gustativas encargadas de detectar el quinto sabor, Unami y crear una percepeción  de que, lo que estamos comiendo está mucho más sabroso. En definitiva, el glutamato da sabor o se lo quita según necesidades del producto al que se vaya a añadir.

El glutamato no deja de ser un producto químico procedente de un laboratorio.Consumirlo con frecuencia nos daña el organismo, aumenta los niveles de Glutamato en sangre que pueden ser filtrados al cerebro y ocasionar migrañas, mareos etc. Entre uno de los peores efectos adversos que tiene sobre nuestra salud, se encuentra la inhibición de la sensación de saciedad en nuestro cerebro, por lo que consumirlo de manera habitual, está directamente relacionado con la obesidad.

Si nos paramos a leer las etiquetas al comprar (cosa cada vez más necesaria)podemos encontrarlo como aditivo en carnes y embutidos procesados, congelados, caldos, sopas y cremas en sobres, pastillas de caldo, galletas etc.

El GMS es uno de los aditivos más usado en la industria alimentaria debido a los grandes beneficios que genera. Este químico ha  conseguido que comer, se  haya convertido en una experiencia poco nutritiva y cuanto menos, de alto riesgo.

Photo by:http://magnet xataca

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *