Ninguna dieta curará tu lipoedema pero, comer bien te ayuda a mejorarlo.
26 agosto, 2017
Si usted padece lipoedema no haga dieta, ¿para qué?. Cambie de hábitos.
14 noviembre, 2017

El LIPOEDEMA es un trastorno del tejido a adiposo. Consiste en la proliferación de células grasas y su posterior acumulación en zonas poco comunes como pueden ser, ante brazos y pantorrillas (puede darse también en caderas, muslos y parte superior de los brazos).

Esta enfermedad sobre todo, afecta a mujeres. Suele haber un componente genético y/u hormonal que favorece su desarrollo. Suele aparecer durante la pubertad o el embarazo y los síntomas se agravan con temperaturas extremas y la menstruación.

Quien padece lipoedema o lipolinfoedema aunque nunca haya escuchado hablar de ello, suele saber que padece algún tipo de patología «extraña» por el tamaño de sus miembros afectados. Por lo general, este tipo de enfermedades suele relacionarse ( desde el desconocimiento) con obesidad o problemas de retención de líquidos.

Síntomas que nos hacen sospechar que podemos padecer lipoedema:


  • Tamaño desproporcionado de los miembros afectados (piernas o brazos) con respecto al resto del cuerpo.
  • Suele afectar de manera simétrica y bilateral (ls dos miembros por igual).
  • En el caso del lipoedema el pie o la mano no suelen estar afectados.
  • La rodilla en la mayoría de los casos se ve afectada (grasa en la rodilla).
  • Aparición de arañas vasculares y nódulos.
  • El aspecto de la superficie de la piel suele ser irregular (nódulos). Empeora según la enfermedad avanza.
  • Aparición de celulitis en las partes afectadas (aunque sean pantorrillas o antebrazos).
  • Sensibilidad a temperaturas extremas.
  • Aparición de moratones.
  • Puede haber dolor articular,  dolor en la cara interna de los miembros afectados, pesadez y cansancio.
  • Las partes afectadas no responden a dietas ni a ejercicio físico.
  • Puede derivar en lipolinfoedema.

 

El LIPOLINFOEDEMA es una patología que deriva del lipoedema. La grasa (células de grasa) del lipoedema presiona los ganglios linfáticos impidiendo que funcionen correctamente. De esta manera la inflamación o edema se genera por la acumulación de células grasas y por el estancamiento del líquido linfático.


  • Aumento desproporcionado de las zonas afectadas debido a la grasa y a la linfa estancada en el espacio intersticial.
  • En algunos casos pueden verse las manos o los pies afectados.
  • Suelen aparecer nódulos y hoyos.
  • Puede haber dolor articular.
  • Dolor  localizado en la cara interna de las piernas. Este tipo de dolor es muy característico, se localiza desde la ingle ( ganglio linfático) y recorre la pierna por el circuito linfático hasta el tobillo.

 

Si sospechas que puedes padecer alguna de  estas patologías, acude a un especialista. Los edemas no son consecuencia de comer mal, tener sobrepeso o no realizar actividad física. Estas enfermedades no se deben tratar como una simple retención de líquidos  o con dietas convencionales, necesitan terapias concretas para evitar que se agraven y puedan empeorar nuestro estado de salud y calidad de vida.

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *