GLUTAMATO TODO EL RATO!
10 mayo, 2017
INFLAMACIÓN? No, gracias. Descubre que 5 alimentos eliminar de tu dieta.
8 junio, 2017

Tener lipoedema ó cualquier enfermedad relacionada con los edemas es un rollazo. Mantenerte bien no siempre es posible y si lo es, requiere  una fuerza de voluntad extra. Debes saber  que los beneficios que vas a obtener, serán la mitad de los que obtendría cualquier persona con sobrepeso normal, si se pusiera a hacer dieta y ejercicio.

Una persona con lipoedema debe de cuidarse el doble para obtener la mitad.

El día que te diagnostican (aunque no de manera oficial) lipoedema, debes plantearte que desde ese momento en adelante, deberás optar por un cambio de hábitos en tu estilo de vida. Mejorar el estado del lipoedema, como ya he dicho antes, es posible pero requiere  un aporte extra de fuerza de voluntad y un conjunto de disciplinas diferentes que deben formar parte de nuestra rutina casi diaria.

  • Cambio de alimentación: Por supuesto es la primera opción que debemos contemplar. Llevar una alimentación lo más natural posible y alejarnos de productos procesados y ultra procesados. Consumir frutas y alimentos en crud nos ayuda a depurar el organismo y a luchar contra la inflamación.
    Es una terapia bastante eficaz en cuanto a circulación se refiere. Ayudan a mantener las piernas descansadas, aliviando la sensación de pesadez e hinchazón y activan la circulación sanguínea y linfática.
  • Drenajes linfáticos manuales: Esta terapia se usa para mejorar la circulación linfática de nuestro organismo. Consiste en el traslado de la linfa, para su posterior eliminación a través de suaves movimientos manuales. Acudir al menos una vez por semana a este tipo de tratamiento puede ayudarnos a mejorar el estado de nuestros edemas (hay que tener en cuenta que sirve en caso de tener la circulación linfática afectada, lipolinfoedema).
  • Práctica de deporte acuático: El agua ejerce presión sobre las extremidades causando efecto drenante. Practicar deportes como natación, aquagym, yoga acuático etc. mejora notablemente nuestra circulación a parte de mantenernos activos, en forma y a controlar nuestro peso

Las anteriores terapias son las que están propiamente indicadas para odas aquellas personas afectadas por edemas. Además de todo esto, podemos realizar pequeñas rutinas que nos ayudan a activar nuestra circulación, sentirnos bien y sobre todo nos ayudan en la dura batalla de perder peso.

  • Beber agua: Adoptar el hábito de beber agua es imprescindible para cualquier persona. El agua nos ayuda a depurar, nos libera de toxinas , nos sacia y sobre todo, nos ayuda a reducir inflamación.
  • Caminar: Dedicarnos a caminar 20 minutos al día ofrece beneficios como activar la circulación, sentirnos bien y reducir estrés (elemento importante en procesos de inflamación).
  • Comer frutas en ayunas: Comer frutas enteras nos aportan vitaminas, fibra. minerales. Es importante comerlas en ayunas o entre horas porque al no tener nada en el estómago, conseguimos que la absorción de todos sus nutrientes sea más completa. Consumir alimentos en crudo nos ayuda a regenerar la mucosa gástrica y a recuperar nuestra salud intestinal que suele estar dañada cuando hay inflamación.
  • Exfoliarse la piel : Regenerar las células muertas de nuestra piel mediante la exfoliación, ayuda a reactivar la circulación. Es importante que los movimientos sean circulares y mejor en sentido ascendente.
  • Dormir adecuadamente: Dormir las horas necesarias descansando lo suficiente es importante en procesos de inflamación crónica. Mantener un buen descanso nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, nos hace estar activos y nos reduce la sensación de apetito.

Para una persona afectada por lipoedema ó linfoedema es beneficioso llevar una rutina a base de estas pautas. A veces puede resultar cansado, pesado o que parezca que todo esto lo hacemos pa
ra nada pero, no es así. Mantener este tipo de hábitos, a la larga puede resultar muy beneficioso para nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que en caso de padecer inflamación crónica (que podría ser el origen de muchas enfermedades), la lucha por mantener nuestro organismo limpio, debe ser constante

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *